La Fiscalía Regional de Santa Fe investiga falsas asignaciones de 11 reemplazos de agentes escolares, en 27 establecimientos de la ciudad capital y Santo Tomé. La denuncia fue presentada por el propio Ministerio de Educación al detectar en el sistema informático el nombre de 11 personas que realizaron reemplazos apócrifos de “pocas horas”, sin quitarle el sueldo al titular. La maniobra de estafa al Estado provincial consistió en ingresar al registro y hacer figurar a docentes de las escuelas con pedido de licencia, para luego agregar los nombres de personas sin título habilitante, pero con cuentas sueldo abiertas, como falsos reemplazantes. En abril pasado, desde la dirección de la escuela parroquial Nº 1299 Padre Catena se informó sobre datos incorrectos en el sistema, porque el personal mencionado no había sido reemplazado y la directora no conocía a las personas que figuraban como suplentes. No se descarta alguna connivencia. “Vamos a ir hasta las últimas consecuencias”, dijo la ministra Claudia Balagué, a medios santafesinos. Al mismo tiempo, Pablo Fernández, secretario de Recursos Humanos de la cartera educativa, dijo a este diario que podría haber casos en otras localidades de la provincia.

Las irregularidades se detectaron a raíz de la denuncia de una escuela a la que le habían sustraído las claves de acceso al sistema informático donde los directivos actualizan la información del personal escolar y en la que figuran asignados reemplazos que no fueron realizados en la institución. Según se indicó desde el Ministerio, la directora del establecimiento advirtió que figuraban en el sistema agentes que nunca habían trabajado allí como reemplazantes de maestros y asistentes escolares titulares de sus cargos que, por otra parte, tampoco habían estado ausentes de sus funciones. Los reemplazos estaban asignados sobre licencias con goce de sueldo, por lo que los supuestos agentes reemplazados nunca advirtieron que se les hubiera alterado la condición, y eso generó que no hubiera reclamos.

Tras la denuncia de la directora, la auditoría del Ministerio de Educación detectó que los mismos nombres que figuraban en la escuela denunciante figuraban como reemplazantes en 26 escuelas más, en el desempeño de funciones docentes y de asistentes escolares, sin cumplir con los requisitos de esos roles. En esa auditoría también se detectó que las cargas en el sistema fueron realizadas en horarios nocturnos y durante los fines de semana, y que el responsable del alta de las personas involucradas -en el sistema- ingresó con la misma clave.

Tal como se viene haciendo desde 2013, indicó Fernández, a través de las auditorías sistemáticas de la Dirección General de Recursos Humanos, el Ministerio controla aspectos del sistema educativo como reemplazos, licencias médicas y administrativas, y en función de sus resultados se inician procesos de sumarios de investigación.

En tanto, la ministra dio una conferencia anteayer en Santa Fe y si bien dijo que no se detectó una connivencia, lo vio como posibilidad para obtener las claves de acceso al sistema.

Fernández agregó que los reemplazos no desempeñados fueron falseados por personas que se inscribieron en el registro con su verdadera identidad y números de cuenta activos. “A partir de la denuncia de la escuela Padre Catena, se empezó a buscar en la base a estas personas y se replicaron en un red más amplia de escuelas, por lo que no descartamos que haya más establecimientos implicados, aunque por ahora es en Santa Fe y Santo Tomé. No podemos aseverar que termine acá”. Al mismo tiempo, dijo que los 11 falsos reemplazantes figuran con su verdadero nombre, sin tener título docente ni escalafonamiento. Según dijo, la denuncia contempla maniobras de este año, pero no se descartan anteriores.

Ahora la Justicia deberá determinar de qué dirección IP (Internet Protocol) o computadora se realizaron esas cargas e ingresos al sistema del Ministerio. Sobre la cifra de la estafa, Fernández dijo que no está determinada la cantidad. “Entendemos que es una suma importante porque cada hora le cuesta al Estado: hay un costo laboral de alrededor de 400 pesos cada hora”, dijo.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/rosario/10-54779-2016-05-27.html

DEJA UNA RESPUESTA